SU ORIGEN

Cuando a Chicho le pidieron que hiciese un concurso para TVE, lo tuvo claro: sabía que en televisión existían tres tipos de concurso: los de preguntas y respuestas, los de habilidad física y los de carácter psicológico. En un gran alarde de originalidad, lo que hizo fue mezclarlos, dando lugar a un espacio que bautizó precisamente por eso, como "Un, dos, tres...".

Aunque nuestro “Un, dos, tres…” es único y el original de todos cuanto hoy conocemos, hay que decir que sus antepasados estaban en Argentina. Allí, Chicho había realizado "Un, dos... Nescafé" un concurso donde parejas de concursantes respondían alternativamente durante un determinado período. A esto, se le unió una segunda parte basada en un concurso que Kiko Ledgard presentó en Perú llamado "Haga negocio con Kiko" que a su vez estaba basado en "Let´s make a deal" de la TV norteamericana. En este programa el concursante debía elegir entre puertas y cajas que contenían regalos o el dinero que ofrecía el presentador a cambio.

Para unir ambos programas se creó una eliminatoria de habilidades físicas donde los concursantes debían competir para llegar a la subasta.

Para rematar, Chicho le dio su gran toque de personalidad e incorporó una gran novedad que sorprendió a los espectadores fue la creación de un personaje negativo y en contra de los concursantes, Don Cicuta, interpretado por Valentín Tornos, que se alegraba cuando se llevaban un mal premio. Junto a sus dos ayudantes formaban la Parte Negativa del programa. Como contrapunto se eligieron a seis bellas secretarias que formaban la Parte Positiva.

Por último Chicho decidió sumar a la fórmula un gran show en el que cada programa se ambientaría con un tema concreto durante la subasta, ofreciendo cada semana decorados nuevos y la intervención de actores, humoristas y artistas distintos.