KIKO LEDGARD

La pícara sonrisa de Kiko Ledgard cuando leía una tarjetita ó el momento en que sacaba del bolsillo un fajo de billetes, son dos de los momentos más recordados por la audiencia que seguía con entonces UN DOS TRES... 

Kiko se movía con pez en el agua en la parte de la subasta porque HAGA NEGOCIO CON KIKO, el programa que hacía en Perú, fue la inspiración de la subasta. Así que experiencia tenía y mucha. Por entonces, en 1972, el tipo de presentador que se llevaba era el familiar, una especie de Ramón García. Kiko, no fue para mí el mejor presentador del UN DOS TRES pero sin duda, su papel en el programa es el más importante. No solo porque fue el origen de los que vendrían después, si no, porque los que le siguieron, se fijaron en lo bueno que él tenía (su complicidad con la gente). Los presentadores del UN DOS TRES... han tenido siempre algo en común que Kiko impuso: ser entrañable. El presentador de UN DOS TRES no puede ser el mismo que el del GRAN PRIX, EL JUEGO DE LA OCA o QUE APOSTAMOS. Era una figura entrañable, buena gente, pícara pero sobre todo muy peculiar. Y todo eso, lo tenía Kiko. Cuando en 1977, Chicho decide poner fin a la segunda etapa, no podría imaginar, que también estaba ante el fin de todo un ciclo.

El accidente que apartó a Kiko Ledgard de los escenarios en 1981, le llegó probablemente en el mejor momento de su carrera. A pesar de la gravedad de su accidente, Chicho quiso contar con él para la 3 etapa que comenzaría en 1982. Pero cuentan, que Kiko estaba muy mal. Llegó a grabar algún programa de los de la 3ª pero no entero ya que no estaba bien. Los textos se le olvidaban, sus reflejos no eran los mismos... así que Chicho decidió no contar con él y buscar a otro presentador, siempre hasta que él se recuperara. Nunca lo hizo...