CHICHO IBAÑEZ SERRADOR: LA VIDA DE UN GENIO

 

Narciso Ibáñez Serrador (Montevideo, 4 de julio de 1935), director teatral, actor, guionista y realizador de cine y televisión.

También conocido como «Chicho», y con el pseudónimo de Luis Peñafiel para firmar guiones. Nació en Montevideo el 4 de julio de 1935. Su infancia transcurrió muy cercana al mundo del teatro, acompañando a sus padres, Pepita Serrador y Narciso Ibáñez Menta, en giras teatrales a través de América. Su debut en el espectáculo lo hizo siendo un niño en el primer doblaje al español del conejito Tambor de Bambi en 1943. Sólo contaba ocho años.

Es uno de los profesionales más emblemáticos del nacimiento y el desarrollo de la televisión en España.

En 1947 llega a España; en 1951 hace su debut como actor. Tras una intensa labor de formación, llega a estrenar, en tres años, 34 títulos. Se inicia como director presentando El zoo de cristal, de Tennessee Williams.

Chicho Ibáñez es un profesional muy polifacético que además de ser autor, actor y director teatral ha escrito novelas radiofónicas, y ha dirigido, realizado y escrito programas de todo género televisivo.

Su periplo en la pequeña pantalla comenzó a finales de los cincuenta y escribe y realiza programas como Los premios Nobel, España y su teatro, Obras Maestras del terror, Cuentos para mayores, etc. En 1959 se estrena como autor, actor y director de la comedia Aprobado en Inocencia. Su trabajo tiene una gran proyección internacional y y comedias y guiones suyos han sido estrenados en Alemania, Portugal, Israel, Bélgica, Brasil y la totalidad de países de Hispanoamérica.

En 1962, se asoma al cine con la película Obras maestras del terror dirigida por Enrique Carreras, donde interpreta a uno de los personajes. Produce tres comedias, seis guiones cinematográficos y más de ochocientos guiones de televisión. En 1963 regresa a España donde estrena junto a su madre Pepita Serrador la obra Aprobado en Inocencia y comienza su trabajo en TVE en Estudio 3 donde dirige y escribe guiones propios y otros basados en relatos de conocidos escritores como O'Henry. Pronto se da cuenta que los episodios que tienen más aceptación entre los espectadores son aquellos de temática de suspense, terror y ciencia-ficción, por lo que crea el programa Mañana puede ser verdad en la temporada 1964-1965, donde se ofrecen adaptaciones de Ray Bradbury y Stevenson o historias propias como Los Bulbos y N.N.23. Al mismo tiempo dirige y protagoniza la serie La historia de San Michele basada en el libro de Axel Munthe.

Con El último reloj emitido en 1965 logra el primer premio internacional conseguido por TVE en Montecarlo. Era una adaptación del relato de Edgar Allan Poe El corazón delator interpretada por su padre, Narciso Ibáñez Menta y un joven Manuel Galiana.

Es en el año 1966 cuando realiza la primera temporada de la serie de terror y suspense Historias para no dormir y obtiene uno de sus mayores éxitos en la televisión española. El mismo realizador se encarga de presentar cada uno de los episodios al estilo de Alfred Hitchcock o Rod Serling con unas pinceladas de humor. Los capítulos de esta primera temporada son adaptaciones de otros autores como El cumpleaños, El cohete, El doble o El Asfalto que cosecha numerosos premios internacionales. Otros son guiones propios como La alarma o La Cabaña.

La serie contaría con una segunda temporada emitida en 1967-1968 con nuevos episodios como La pesadilla, El regreso o El trasplante.

En 1968 realiza y escribe junto a Jaime de Armiñán Historia de la frivolidad un especial de humor interpretado por Irene Gutiérrez Caba que supone un éxito enorme. A través de una serie de escenas cómicas se parodia la actuación de la censura. El programa supone una auténtica revolución y proporciona de nuevo a Ibáñez Serrador multitud de premios en festivales europeos.

En 1968-1969 realiza un remake de la serie argentina Los premios Nobel a la que llama El Premio y cuenta en los guiones con la colaboración de prestigiosos escritores. Justo al acabar esta serie realiza una adaptación de un relato de O'Henry titulada El águila tatuada interpretada por Juan Luis Galiardo y que tiene la particularidad de usar por primera vez una cámara electronicam que fusiona las técnicas televisivas y cinematográficas.

En 1969 se inicia como director cinematográfico con la película La Residencia, con banda sonora de Waldo de los Ríos, que consigue un impresionante éxito de taquilla. Es un morboso filme de terror clásico, al estilo de la productora Hammer, ambientado en una escuela para señoritas en el siglo XIX, protagonizado por Lili Palmer.

En 1970 estrena en el Teatro Lara, de Madrid, la comedia en dos actos El agujerito que él mismo interpreta junto a Mari Carmen Prendes, Beatriz Savón, Marta Puig, Conchita Goyanes y Bárbara Lys. La obra está editada en la colección Teatro de la editorial Escelicer con el nº 660.

En 1972 crea y dirige el más popular concurso emitido por TVE: Un, dos, tres... Responda otra vez presentado por Kiko Ledgard y con Valentín Tornos (en el personaje de Don Cicuta) en lo que llamaban amistosamente "la parte negativa" del concurso. Cosechó un éxito sin precedentes que se prolongaría durante tres décadas hasta 2004. Realizó diez etapas con 411 programas emitidos.

En 1974 es nombrado director de Programas de TVE, puesto del que dimite a las pocas semanas. Realiza ese mismo año el telefilme El televisor, basado en un relato del novelista Carlos Buiza, interpretado por Narciso Ibáñez Menta y que el realizador considera su programa favorito.

También en 1974 presenta el ciclo semanal de programas Historias para imaginar en Radio Nacional de España, con una inolvidable sintonía extraída de On the Waterfront, de Leonard Bernstein. Incluyó una memorable versión de El fantasma de la Ópera, de Gaston Leroux, protagonizada por su padre y relatos de, entre otros, Joaquín Amichatis - El Colonizador y El examen -, Ray Bradbury y Fernando Jiménez del Oso -El regreso- .

En 1976, al tiempo que realiza una nueva etapa de Un, dos, tres... Responda otra vez, estrena su segunda y última película ¿Quién puede matar a un niño? rodada en inglés, basada en la novela de Juan José Plans El juego de los niños (publicada con prólogo de Ibáñez Serrador en Madrid, Organización Sala Editorial, 1976). Se estrenó en Madrid en el cine Proyecciones.

Tras el rechazo de TVE de financiar en 1980 una serie de suspense llamada Cartas al director decide volver con una antología de películas de terror de todos los tiempos que él mismo prologa llamada Mis Terrores Favoritos, que se emite por la Segunda Cadena. Junto a Luisa Armenteros presenta con gran éxito este espacio que cuenta con una segunda etapa en la temporada 1994-1995.

En 1982 realiza una corta tercera temporada de Historias para no dormir compuesta por: Freddy, El Trapero, El Fin Empezó Ayer y El caso del Señor Valdemar. El bajo coste de realizarla en vídeo empeoró la calidad de la serie y sólo se llegaron a grabar estos 4 capítulos como experimento.

Se publican los guiones de algunos episodios en El regreso y otras historias para no dormir, Madrid, Ediciones Martínez Roca, 1988.

Tras la decepción de la cancelación de sus series de terror dedica todo su esfuerzo en la etapa más larga del concurso 1,2,3 entre 1982 - 1988 presentada por Mayra Gómez Kemp y donde llegaría a tener las cotas más altas de audiencia.

En 1989 realiza el concurso Waku, Waku presentado por Consuelo Berlanga sobre el mundo animal con la participación de personajes famosos. El programa volvería en 1998 presentado por Nuria Roca. El mismo formato, pero con distinto nombre, Jimanji Kanana, se estrenaría en 2003 presentado por Rosa García Caro.

En 1990 consigue un nuevo triunfo al dirigir el primer programa dedicado al sexo de la televisión española: Hablemos de sexo presentado por la doctora Elena Ochoa y que obtiene un premio Ondas. En la temporada 1994-1995 vuelve a trabajar con la doctora Ochoa en Luz Roja un programa en la línea del anterior pero más centrado en diversos aspectos polémicos de la sociedad como la violencia, los malos tratos, etc.

Ya con las televisiones privadas en el panorama audiovisual (1991) Ibáñez Serrador afronta las últimas etapas del concurso 1,2,3 presentadas por el tándem Jordi Estadella / Miriam Díaz Aroca que obtendría de nuevo el beneplácito de la audiencia. En la temporada 1993-1994 renovó por completo el programa con la presentación de Josep Maria Bachs dándole un enfoque más cultural. A pesar de la calidad de esta etapa sólo se emitieron 18 programas.

Ibáñez Serrador logra de nuevo audiencias millonarias con la emisión de El semáforo presentado por Jordi Estadella donde artistas noveles deben someterse al veredicto del público que valoran con cachacarrazos o aplausos cada actuación. El programa dura dos temporadas y se emiten 72 programas entre 1995 y 1997.

En el año 2001 vuelve al teatro como actor y director con una nueva representación de la obra Aprobado en inocencia que retoma su título original Aprobado en castidad. Esta comedia se estrenó en 1960 en el Teatro Jardín de Mar del Plata, en Buenos Aires, Argentina y en España, en 1963, en el Teatro Lara interpretada por el autor junto a su madre, Pepita. La obra está editada en Buenos Aires, Ediciones del Carro de Tespis, 1963 y en Madrid, Escellicer, 1963.

En 2002 estrena otra obra de teatro ganadora del Premio Lope de Vega de la que es autor El Águila y la Niebla interpretada por Luis Merlo. Está editada en Madrid, Teatro Español, 2002.

En el año 2004 volvería con una nueva versión de Un, dos, tres... Responda otra vez enfocada a incentivar la lectura y presentado por Luis Larrodera. Aunque empezó con una gran audiencia el programa fue cayendo y sólo se llegaron a realizar 19 emisiones.

Su último trabajo hasta el momento ha sido la dirección en 2005 de un episodio de la serie de películas para televisión para Tele 5 Películas Para no dormir titulado La Culpa y en el mercado internacional The Room Upstairs. La protagonizan Nieve de Medina y Montse Mostaza.

Es dueño de la productora Prointel, con sede en Madrid. Ha conseguido una considerable fortuna con el negocio inmobiliario.

En junio de 2009 recibe el homenaje a toda una vida en la I SeminciTV de Valladolid a la que acudió personalmente.