¿POR QUÉ KIKO LEDGARD?

 

 

Creada la fórmula, solo faltaba alguien que presentara “Un, dos, tres…”. El peruano Kiko Ledgard triunfaba en Perú con HAGA NEGOCIO CON KIKO, programa de donde está inspirada nuestra subasta y que el mismo Kiko le trajo a Chicho para que viera cómo funcionaba. El peruano era todo un experto y alegre y dicharachero. Así que Chicho lo tuvo claro, Kiko sería el presentador. Pero poco a poco, Chicho fue añadiendo cosas al concurso que no hicieron si no engrandecerlo. Si el programa ya tenía la simpatía de Kiko, necesitaban a alguien que fuera la antítesis a su presentador. Así nació Don Cicuta, un personaje siniestro que por primera vez estaba en contra del concursante y del programa en general. A eso, le añadió unas simpáticas chicas: la figura de la “azafata” la creó el mismísimo Chicho que dejó a España boquiabierto con unas despampanantes y provocativas señoritas.

Dicho y hecho, el concurso se puso en marcha el 24 de abril de 1972. Aún así, Chicho tuvo que vérselas con su padre, el gran Narciso Ibañez Menta. ¿Qué vas a hacer un concurso tirando por tierra tu buena fama con las HISTORIAS PARA NO DORMIR?. De eso nada. Así que Chicho haciéndole caso a su padre, firmó las primeras emisiones del concurso con el pseudónimo de Luis Peñafiel y la realización la hacía Eugenio Pena. En cuanto Chicho vio que aquel programa tenía grandes expectativas, no dudó en ponerse en la realización del programa. El éxito había comenzado...